Presentación

Hoy, más que ayer, la empresa tiene un entorno social más informado, más consciente y más proactivo. Este entorno exige ser respetuosos de él y promotores de su desarrollo.

A la vez, las propias exigencias de la empresa van más allá de ser generadoras de riqueza. También deben ser éticas, responsables, muy profesionales y competitivas.

Ante estos dos frentes, la empresa debe construir fortalezas para enfrentar las amenazas y oportunidades. Se ve obligada a ser, hacer y decir; a establecer relaciones con sus entornos para seguir haciendo ya no solo ventas sino negocios.

Lo invitamos a leer el contenido de este sitio a través de los enlaces de navegación situados en la columna lateral.

--

Comments